Entradas

La Profecía del Llanto de la No Muerta

Tintineos. Es lo único que la madrugada podía regalar a todos aquellos oídos aventureros que estuvieran vagando alrededor de la Luna encontrando respuestas y respuestas... Una noche estrellada, con una única particularidad. Era La hora. No viene sola. La acompañan aquellos que no tienen permiso para tocar el suelo que una vez les fue concedido amar. Aun así, ella es la protagonista de esta profecía. 
En una mano sujeta firme a la Justicia. Se ayuda de ella, ya que le cuesta caminar a causa de todos aquellos "trabajos" que ha desempeñado. Su túnica la hace invisible para el ojo humano, pero no para el corazón maltratado.
Su cuerpo nunca ha sido expuesto. Dicen que una vez, un aventurero tuvo la gran "suerte" de destaparla. Y la palabra Suerte irá siempre en comillas, ya que no creo que nadie esté dispuesto a probar las mieles del horror solo para demostrar aquello que está prohibido mostrar. 
Su capucha la cubre. No es que le moleste la luz. Es que no tiene rostro …

Manhattan: La Gran Piedra Negra (Ep.9)

Todo esto que me estaba pasando era muy repentino. Hacía mucho tiempo que no sentía tantas emociones al mismo tiempo. ¡Y no había llegado ni la mitad del día! 
Nada más salir de aquella multitud, la cual vitoreaba mi nombre, y meterme en la Décima Avenida, me dio por mirar el reloj. Si, sé que tengo un problema con el tiempo: no puedo permitirme el lujo de perder el tiempo. No me gusta. No me viene bien. Aparte, no quiero ser alguien que pierda el tiempo con vaguerías o excusas tontas. Si quería llegar a trabajar en la 52 Oeste con la Sexta Avenida, tenía que dar el 110% de mi propio ser. Oh, disculpadme. Creo que no os he explicado esa parte de mi futuro plan. Como bien sabéis, me gustaría poder llegar a trabajar en el canal de noticias de máxima audiencia de la CBS. El problema es que no soy el único que lucha por tener ese ansiado puesto. De hecho, fue una suerte haber podido entrar en el equipo de reporteros de noticias después de estar buscando sin parar durante mucho tiempo.  A lo …

La Dictadura del Pensamiento

Conforme pasa el tiempo, que no los años, nuestro modo de pensar se ve siempre alterado. A veces creemos que nuestra percepción de las cosas, del momento, es siempre la correcta. A veces. Que no siempre. Sobre todo cuando no hayamos salida alguna para combatir alPensamiento-Bucle
Nuestras palabras son las detonantes de expresar un pensamiento, una sensación, un momento, un estado. Pero, ¿es siempre lo que sale de nuestras bocas lo que realmente queremos expresar? Lo curioso es cómo siempre se ha hablado de la diferencia de actuación entre el corazón y el cerebro, pero nunca se ha hablado de la Dictadura del Pensamiento frente a nuestras palabras en el momento que salen de nuestra boca.  No sin antes "buclear" de una forma exhaustiva, nuestro pensamiento decidirá siempre por encima de nuestros actos, a pesar de que aquellos actos que llevamos a cabo, no sean aquellos que queremos que se realicen. Y por supuesto y como todo en esta vida, esto tiene dos polos opuestos: el posit…

La Reina del Mundo de la Vida

La Tentación siempre ha sido un desafío para los que son amantes de lo prohibido, de lo atrayente, de lo único. Solo aquellos que han probado la receta prohibida, aquellos que han tenido el Amor en los labios, en ambas manos, en sus corazones, en su mirada, en la mía, en la tuya...Solo aquellos que hayan sido capaces de levantar la cabeza y hacerle frente al miedo y al dolor sin importar nada a cambio, más que un simple pensamiento de amor...Esos. Ésos son los Mortales que valen la pena. Aquellos que saben lo prohibido está mal, pero que sienten el temible impulso de enamorarse del mal en persona. Aquellos que son capaces, no solo de controlar al Mal con las Cadenas del Bienestar, sino de convivir con él sabiendo que no es un Mal real.
Tentador no es ver que vives. Es reconocer que te tengo a un simple movimiento de falange distal para saber que estás, que sigues siendo tú... Qué vergüenza. Sufre aquel que deleitó a la Reina del Juego con caricias y sentimientos y quién luego la pisoteó …

Hoy 23 a las 23

Es bonito recordarte. Es bonito, no solo recordarte, sino escucharte, mirarte, sentirte. Ver borrosos los recuerdos de tu cuerpo fusionado con el mío es un gran reto para mis ansias por volver a tenerte. Quizá esto esté mal, pero quién soy yo para juzgar, y menos quién es la gente para hacerlo. Hipócritas infelices.
Por qué no volver a recordarte. Por qué no volver a recordar un 23 como un día más especial que los demás. Por qué no volver a imaginar tus labios. Por qué no volver... Por qué no volver a recordar lo que siempre recuerdo cuando me siento inútil. Por qué no volver a recordarte. Hoy 23 a las 23.  Por qué no volver a recordar esa sonrisa prohibida que me proporcionaba tranquilidad y felicidad. Por qué no volver a recordar esa voz...esas voces. Por qué no puedo denunciarme a mí mismo para poder volver a tenerte como castigo. Por qué  es todo un "por qué" y no un "porque”. Porque aquellos que son iguales tienden a separarse...pero no para siempre.
Es bonito verte, a…

Rima Becquer...Rimas

Rima XXX Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugo su llanto
y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino: ella, por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún, ¿por qué callé aquel día?
Y ella dirá, ,¿por qué no lloré yo?
Rima XXXV ¡No me admiró tu olvido! Aunque de un día,
me admiró tu cariño mucho más;
porque lo que hay en mí que vale algo,
eso... ni lo pudiste sospechar.
Rima XLIV Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten con los ojos?
¡Llora! No te avergüences
de confesar que me quisiste un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre... y también lloro.
Rima LVII Este armazón de huesos y pellejos,
de pasear una cabeza loca
se halla cansado al fin, y no lo extraño,
pues, aunque es la verdad que no soy viejo,
de la parte de vida que me toca
en la vida del mundo, por mi daño
he hecho un uso tal, que juraría
que he condensado un siglo en cada…

Qué puedo decir...

Qué puedo decir…qué se puede decir en estos momentos, nada flagrantes ni sorprendentes. Fuera puedes sentir cómo el aire  que te acaricia el rostro se fusiona fielmente con las hojas provenientes de la mayor de las esperanzas conocidas por el ser humano gracias al equinoccio y al solsticio. Qué fusión. Qué sentimiento. No hay nada más agradable que ese soplo de aire fresco en medio de los árboles. Es atractivo. Es adictivo. Dan ganas de poder formar parte de todo lo que te rodea. Dan ganas de que el bosque te adopte y te quiera sin necesidad de estar preocupándote por cualquier cosa que te pueda hacer daño…hacer pensar…hacerte aprender. Pero aquí dentro…qué puedo decir. 
Ese aire no se siente. Aquí no hay aire fresco. Aquí solo hay el suficiente aire, y ya el mes que viene, veremos cómo va. Mucha sobredosis de impotencia; mucha sobredosis de dejarte llevar de la peor forma posible. Pensé que ese camino ya lo habíamos dejado atrás. El cometido que te auto encomendaste no está pudiend…