La Historia de tus Ojos y su Sonrisa

Hoy, hace dos años, se hizo oficial una unión complicada de mantener, pero segura de aguantar. Los planetas se alinearon y las estrellas decidieron que era el mejor momento para brillar lo máximo posible. 
Hoy, hace dos años, la inseguridad que el tenía creada por culpa de acontecimientos pasados, va pasando a ser parte del olvido. No quiero decir con esto que desaparezca, pero sí que poco a poco su color va disminuyendo hasta ser ciego al ojo humano. 
Hoy hace dos años decidiste y, por ende decidimos, abrir un nuevo capítulo en el libro al que todos titulamos o queremos titular "Mi Feliz Vida"; Escribimos "Tú y Yo" como título y comenzamos diez espacios más abajo y con letra mayúscula un cuento que pretendía ser precioso. Y lo mejor es que así ha sido. 

La historia tiene lugar en los ojos rasgados de una mujer, la cual no procedía de Asia ni nada por el estilo, sino de un lugar llamado Amor. No sé si habréis oído hablar alguna vez de ese sitio, pero al parecer es el mejor sitio del que uno puede venir. Se encuentra gente con esperanza, con sueños, con una sonrisa en el rostro a pesar de todo lo que hayan podido sufrir, personas que quieren dar cariño, personas que quieren recibir cariño... Vamos, un mundo en el que todos querrían estar. 

Y digo todos porque, a pesar de que mucha gente que nos rodea tiene un pensamiento totalmente reacio a lo que es el Amor, estos también tienen mucho interés en encontrar a una persona que provenga de ese paraíso. Porque necesitan que alguien les salve; que alguien les demuestre que lo que hicieron en su momento lo hicieron bien; que tiene un valor que ahora no recuerdan. Podemos llamarlos "Los Distraídos", o "Los Tocados". Ellos no tienen la culpa de hacerle ascos al Amor, de hecho ellos son los más afectados por éste: ellos fueron los pioneros en encontrar la felicidad antes que nadie. El único problema es que les han dado tantos palos que, o una de dos: o se convirtieron en Conformistas con lo que había a su alrededor, o han preferido obviar sus sentimientos hasta que llegue el momento adecuado. Lo que yo no sé es si ellos saben cuándo es ese momento.

Bueno, después de esta bofetada...

...gente con esperanzas, con sueños, con afecto, etc. Ella aterrizó a mi lado sin yo pedirlo y me convenció de que volviese al lado en el que a mí me habían prohibido estar. Yo, inseguro, agarré su mano y me invitó a volar con ella. Me resultaba complicado porque yo ya estaba en el tránsito de cambiar a ser uno de "Los Tocados". Aun así, ella tuvo paciencia conmigo. Estaba enamorada. Usó todos sus medios para envolverme en una burbuja en la que no tendría el derecho a sufrir; no por nada, sino porque no habría ninguna necesidad de ello. Yo, inepto y ciego, seguía sus pasos. Me gustaba. Me encantaba. La quería. Si la vieseis...Si vieseis que sonrisa tenía...Eso enamoraba a cualquiera. Era adictiva. Era su mejor arma para conmigo. Da igual lo que hubiese pasado antes o lo que viniese después. Era algo único. Podías pasarte día y noche mirándola que te aseguro que no te cansarías. Era especial. Muy especial.

Hoy, hace dos años, aquel chico no sabía cómo podía llegar a estar con aquella mujer. Él intentaba con todos sus medios a fijarse solo en ella, pero seguía en la línea de entrar en el club de "Los Tocados"..."Los Distraídos". Aun así, él luchaba contra su propio ser porque sabía que estar con ella era lo mejor que le podía haber ocurrido. No podía permitirse el lujo de decaer; de hacerle daño.
Un día, el cayó. Cayó sin querer queriendo. Cayó inconsciente de lo que hacía. Ella se separó de él por necesidad un breve período de tiempo, y el, desgraciado, cayó en las garras del monstruo de la Crueldad y la Avaricia. 
No se sentía bien. Se le venía mucha carga encima. Nunca había hecho algo así. Quería morir. Se odiaba a sí mismo. Creyó que, haciendo como si nada hubiese pasado, todo iba a estar perfecto...pero se equivocaba. Se creó la presión más sucia que pueda existir y, pasado el tiempo no pudo contener tanta culpabilidad. La mujer de los ojos rasgados fue sorprendida con una gran decepción del hombre al que intentaba salvar del Abismo de los Lamentos. Él no merece perdón ninguno, a pesar de que lo ocultase por no querer romper lo que tenían....Menudo imbécil. Te queda mucho por aprender.... Aun así, ella le perdonó. Él demostró lo sucio que se sentía. Demostró todo el amor que ella le había enseñado a recuperar. Le demostró que, aunque su vida se fuese a pique, quería estar con ella. No había nada más aparte de aquella mujer. Y qué mujer. Y qué sonrisa...si la vieseis...

El mayor pasatiempo que tenía aquel hombre era observarla. El mayor hobby que él tenía era besarle. El mayor honor que él tenía con ella era abrazarla. Era precioso. Si lo vieseis...

Hoy, hace dos años, decidiste sin aún saberlo recordarme 5 cosas en todo momento. Decidiste que irnos a cualquier parte hasta que el resto nos echase de menos era lo mejor que podíamos hacer. Decidiste abrir un cajón de mi mesilla y guardar una pequeña parte de tu vida en él. 
Qué mujer. Si la vieseis...Qué labios...
Decidiste gritarle al cielo que ibas a luchar por aquel reto que se te había puesto entre manos. 
Aquel chico decidió gritarle al espejo, en el que se veía, a luchar por aquel desafío que se le había regalado.
Y ambos, con pasos pequeños y las manos entrelazadas, iban caminando al mundo de donde ella provenía. Qué mujer...Si la vieseis... Si vieseis la fuerza que desprendía. Si vieseis cuánto lucha en su vida...Qué mujer.

Hoy hace dos años, decidiste dejar de luchar por algo que ya no entendías. Decidiste barajar la proposición indecente del grupo de "Los Tocados". Decidiste moldear esa opción aprovechando factores que ya no te compensaban en aquella relación: La distancia, la falta errónea de confianza, la falta de gente en aquellos momentos de impotencia por tu parte y por la suya...
Se presentó en tu mente lo que muchos expertos de la China Portuguesa llaman "Pensamiento Negativo Causa". Es aquel pensamiento que aparece para putear en el momento en el que sabe que estás a punto de decaer por cualquier motivo. Él ya lo sabe de antes, por eso se adelanta a ti, te carcome la cabeza y solo te deja aquellos motivos por los cuales ya no te merece tener aquello por lo que luchabas y en lo que creías. 

Ella se cansó. Se rindió ante semejante pensamiento. Se dejó llevar por aquello que llevó a los otros al grupo de "Los Tocados". Se convirtió. El chico claramente comparte gran parte de aquella formación de pensamiento. Pero también compartió la impotencia de no poder hacer nada al respecto.
Les cegó el enfado y el orgullo. Decidieron, pensamiento negativo en la cabeza, cesar aquello de lo que habían estado viviendo durante mucho tiempo; aquello que les llenaba y con lo que se sentían  a gusto. Se rindieron a lo típico. A lo que todos. A lo de siempre.

Hoy hace dos años. 
Hoy hace dos años intento recuperar lo imposible. Intento no leer las 5 cosas que me vas a recordar siempre porque "me gusta cómo eres". Intento "buscar a gente que valga la alegría y no la pena". "He dejado de jugar y estoy al 100% haciéndote caso a ti". Quiero dejar de releer una y otra vez este capítulo que hemos formado con el título de "Tú y Yo", pero al parecer algo me lo está impidiendo. Me parece que me lo impide el sitio de donde venía ella.

Hoy hace dos años estoy igual que hace dos años.
Hoy hace dos años, parte de tu vida sigue en aquel cajón. 
Hoy hace dos años tengo que decirte adiós. 
Lo peor de todo es que ha sucedido algo curioso: 
Ella lo ha sacado a él del mundo de "Los Tocados" para devolverlo al sitio donde merecía estar, mientras que ella se ha sumido en ese grupo sin siquiera pedirlo y ha dejado el paraíso de donde venía por Amor. Qué putada que ahora quiera ser él quien la saque de ahí.


"Por suerte tenemos un libro nuevo y mejor." - Ella.



Con Cariño Un Simple Mortal


Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?