Los lógico-empáticos, los falsos penosos y luego vas tú

Ay, la gente. Que cosas se traen entre lóbulo y lóbulo. Qué ganas tienen de ser feliz y a la vez de complicarse la vida.
Qué triste es ver cómo la gente habla de ti, pero que bonito es ver cómo se siente mejor con ello. Que pesados que son. A ver si lo dejan ya que me la masca escribir de ustedes.
Aceptémoslo: todos hablan de nosotros. Desgraciadamente, la balanza tiende más a conversaciones negativas sobre nuestra persona o nuestras acciones. Menos mal que errar es humano, y que nadie es perfecto que sino esto sería un despolle. Aun así no podemos olvidar que lo positivo que nos caracteriza siempre está ahí; aunque sea en un segundo plano; aunque se encuentre en las profundidades de aquellas críticas o burlas que recibimos todos. Siguen estando ahí. Siguen siendo valiosas.
Hablo de tristeza porque, al fin y al cabo, a todos nos duele que hablen mal de nosotros. Que sí, que es verdad eso de "qué más da lo que diga la gente de ti" y todo ese rollo que todos sabemos cómo va, pero aun así causa pena ver como a causa de lo que digan unos pocos se produzca una serie de catastróficas decisiones que conllevan a miradas falsas, a conversaciones sin esencia o sonrisas que llevan un odio "falso". Y digo falso no refiriéndome a la persona en sí, sino a una falsedad que en verdad no es producida por esa persona, sino que es creada por esa otra que coloca una serie de palabras sobradas de buena intención. Es feo hacerle daño a la gente, pero más feo es hacerles daño a propósito.
Digo que es bonito ver cómo la gente se siente bien con esas cosas, porque todo el mundo quiere que el resto sea feliz. Bueno, todo el mundo no. Siempre está el típico falto de sentimientos o falto de empatía o falto de algo que le ha causado algún tipo de malestar y no quiere que el resto sea feliz. Seguramente porque él tampoco lo es, pero bueno, eso es otro tema. 
Es bonito ver cómo la gente ríe, da igual si es por algún tipo de desgracia o maldad. Al fin y al cabo se están riendo. Tal vez sean unos hipócritas, unos malvados o unos simples faltos de sentimientos por no tener la empatía o conocimiento suficiente como para poder reaccionar de una forma más pausada o rica en lógica, pero bueno, como dije antes, nadie es perfecto. Todos fallamos en algo. Siempre, incluso en nuestras decisiones más seguras, encontramos algún fallo. Pero claro "qué se le va a hacer", ¿verdad? No podemos tener a todo el mundo contento. En mi caso, y les hablo desde mi más sentido ser, soy de esas personas que les es complicado no fallar en algo. No puedo mantener a todo el mundo contento. Más quisiera claro está. 
Soy de esas personas que barajan muchas posibilidades en su cabeza, pero cuando hay que girar la cabeza para realizar una acción, da igual su resultado, la hago. También me gusta que la gente sea feliz, ya que así soy feliz yo también. Pero no es una felicidad de esas que dices: "Bueno, él es feliz, yo también". Es una felicidad realizada a mi costa. Por ejemplo: "¿Estás mal? ¿Quieres Hablar? Vamos a solucionar lo que te pasa para que todo esté bien. Sé que no es fácil pero tienes que ver esto de esta forma; y de esta; y de esta otra. Lo conseguimos. Somos unos cracks." Ese es el tipo de felicidad que busco. Es como una felicidad a causa de la comprensión y la lógica. Obviamente si tú eres feliz, yo me alegro por ti. 
 El fallo es cuando no puedes llegar a toda esa gente que está hasta la nariz de todo, o de todos. Otro de los fallos, y este más triste, es cuando quieres que alguien razone, aunque tenga el botón de Extremista encendido, y más cuando tiene que ver contigo. ¿Cómo es posible que tú, como persona interesada en que todo a tu alrededor esté bien, no puedas llegar a acceder a toda esa gente que te ve con malos ojos por las típicas tonterías de niños? Es una lástima. Es una lástima ver cómo la gente se nutre de tonterías y de palabras simples y carentes de valor. Nos das pena.
Como ya he dicho, no es fácil mantener a todo el mundo contento. 

Para todos aquellos que me leen en este momento, me gustaría darles un consejo "Made in My Mind": Si queremos ser buenas personas con el resto, y queremos que el resto sean buenas personas con nosotros, hace falta tener, aparte de uso de razón, paciencia. Paciencia, lógica, comprensión con las cosas, empatía al 100%, amor por la gente y respeto. Pero si yo soy así, ¿Por qué el tonto este me lo repite? Porque a lo mejor no lo estas demostrando. 

Qué puto ser humano no entiende que estas cosas son las más importantes para que uno sea feliz.
Qué puto ser humano no entiende que está mal hacerle daño a la gente.
Qué puto ser humano no entiende que sin esto no se avanza a nada positivo. 
Aunque bueno, es comprensible...


No se puede mantener a todo el mundo contento...aunque se quiera.

Con Cariño Un Simple Mortal






Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?