Duramores inseguros

Es muy duro y un gran reto volver a confiar en aquel que te destrozó al 100% en un momento determinado y sin previo aviso, pero más duro es hacer caso omiso a aquellos que te ofrecen su punto más negativo del tema con el único fin de desentenderse ellos, y ya que puedes, tu. Es cierto que dependiendo del estado de ánimo de esas personas en el momento en el que buscas apoyo, y la capacidad de razonamiento, empatía y racionalidad, el comentario/opinión/consejo/"obligación" va a ser como bien he dicho, negativo. 
Tampoco es algo que hagan a propósito; ellos se preocupan por ti. Pero, ¿de verdad saben cómo preocuparse por ti? ¿Han estado ahí en todo momento? Que no, que tampoco hace falta que lleve a tu lado mucho tiempo ni nada de eso, pero la capacidad de conocer a la persona con la que estás hablando y a la que estas aconsejando crece si la relación es más fuerte. Hay casos en los que relaciones fuertes tienden a romperse, pero eso es otro tema porque son tonterías de niños, inmaduros y asociales.
Como decía, es muy duro incluso pensar cuando tienes muchas cosas en la cabeza, y más cuando esas personas, ilusas con todo su corazón, intervienen para desbaratar tus posibles planes. Pero esto no va de los demás. Es un poco tedioso hacer protagonistas a aquellos que, en su momento, no se lo merecen. Esto va de posibilidades, de pausas en la cabeza, de entendimiento, de cautela, de arriesgarse... de segundas oportunidades.
Curioso eso de las segundas oportunidades. ¿Un mito? ¿Una virtud de aquellos que se arriesgan? ¿Una mariconada para aquellos amargados que ahora mismo no tienen alguien donde apoyarse y a quien amar? Todo relativo, una vez más. Todo depende de cómo quieras enfocar lo que tú quieres, lo que sientes, lo que necesitas: 
No es lo mismo ofrecerte una segunda vez sabiendo que va a suceder lo mismo que os separó. No es lo mismo ofrecerte una segunda vez sabiendo que la otra persona está decidida a entregarse para que no vuelva a suceder lo de la primera vez. No es lo mismo entregarse una segunda vez para poder seguir lo que teníais, eso que veíais como perfecto, bonito, precioso.
No es lo mismo. Nunca es lo mismo. Da igual si es mito o si es mariconada. Da igual si unos entienden lo que sientes o en vez de eso creen que la gracia reside en sus bocas y, por ende, en sus coleguitas del barrio... Menudos pobres lechones.

Alguien me dijo una vez que me diese una oportunidad a mí mismo para comenzar algo de lo que no estaba seguro. La reciprocidad es muy importante también en la vida de uno. Love bby.


Con Cariño Un Simple Mortal

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?