Lógica, pasión y paciencia.

La independencia es lo que nos hace crear nuestra vida acorde a nuestros propios interese para estar cómodos con ella. No es una decisión inequívoca, ya que para ser uno su propio capitán del barco, hay que cruzar el primer tramo que ofrezca obstáculos y dificultades desconocidas para cada uno de nosotros. 

No te engañes. Vive. Sé capaz de centrarte en lo que ves que te atrae de verdad. Por qué no lo ves. ¿Por qué crees que no serías capaz de hacerlo? Cállate. Deja de pensar. Céntrate. ¿No lo ves? Sí que lo ves. Levántate, como si es con ganas o como si no. Mírate. Respira hondo y cierra los ojos. Respira. Ábrelos. Camina hasta la ventana de tu cuarto y ábrela. Aire. Aire fresco otoñal. Cierra los ojos. Respira... Aparta todo aquello que te hace daño. Olvídate de todo aquello que te hace cuestionarte a ti mismo. Asegura aquello que sabes que tiene que estar bien asegurado siempre, porque sabes que cuando estés mal, ellos "pueden" estar ahí. Te digo pueden entre comillas porque ellos no saben de ti hasta que tú das el primer paso y cuentas con ellos. Recuerda que la gente de nuestro alrededor solo sabe de nosotros cuando les hablamos. El resto se queda conmigo...Expande tu mente hasta donde más cómodo estés. Cierra los ojos. Míralo. 

Eso es. Puedes estar ahí. Puedes ser ese. Puedes verlo. Eres tú. Lo sabes. Lo sientes. Lo ansías... Cómo llegar es la pregunta. No te preguntes. Vive. Sabes que errar es humano. Sabes que la vida es corta. Sabes que la vida es bella. Abre los ojos. Vuelve al espejo y mírate. 
Sé aquello que nunca te gustó ser. Sé aquel al que en un principio lo viste con otros ojos. Arriesga lo que es tuyo, pero no lo que no te pertenece. Sufre con furia los errores y sé paciente con el objetivo. Todo llega. Lo sabes. Lo sé. Lo sabemos. Y por supuesto y muy importante: nunca te mientas a ti mismo. El resto no sufrirá daño tampoco. Cuídalos. Siempre. A todos y a cada uno por igual. No les hagas daño. Sé consecuente de tus actos. 

Recuerda que esto que estoy leyendo lo escribió él, y que no solo va para mí, sino para vosotros, aquellos que me leéis con calma y corazón. Lógica, pasión y paciencia. El resultado está en el extremo del punto y final de cada vida. 

De mi vida. Sé tú mismo.

Con Cariño Un Simple Mortal

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?