Carta a nuestro Yo. A Nosotros

Vamos a ver. Si intentas mentirle a alguien por algo que ha sucedido por X motivo para salir airoso de la situación, no lo hagas. Él sabe lo que hay. Solo asiente y lo deja estar porque sabe que  lo has intentado y que, a pesar de que deberías de estar como...enfadado o decepcionado, estas bien porque te has dado cuenta de que te la han tramado. Hombre, si te la traman con otra persona, eso ya es un problema.
Te hace gracia ver cómo lo han pasado en el momento clave. Nerviosismo en la postura, los ojos, el tono de voz...Rapidez por hacer las cosas, movimiento, nervios, movimiento, miradas...Toques inesperados que dicen: “Venga, vámonos ya". Conversaciones que se adecuaban a las de hoy en día cuando nos encontramos a alguien. Si si, de esas en plan "Hola , bien y tú, como va todo, que tal las navidades, abordamos el tema académico (porque al fin y al cabo, eso es uno de los puntos innatos que tiene el ser humano. Trabajar) así que como te va la carrera, el trabajo si tienes, bien si me alegro, la familia bien, ¿no? Mucha suerte, a ver si nos vemos, de fiesta más que porque puede que sea la única ocasión que tendremos para vernos sinceramente. 

Ya sabes, cada uno tiene su vida y por lo que veo no estamos en el mismo círculo de amigos. Sé que a ti te pasa lo mismo porque en el momento de vernos, y para colmo cuando lo estamos pasando de puta madre, es mucho mejor que demostrar nuestra personalidad y cariño que cuando estamos tristes o decaídos por X motivo. 

Esto no significa que estemos haciendo nada malo. Nosotros no dejamos de querer a la gente que no vemos o que conocimos. Nosotros no dejamos de olvidar todo lo que pasamos juntos. Sabemos que tenemos la certeza de que, en el momento que nos volvemos a ver, nos seguimos teniendo el mismo cariño, o por lo menos nos tratamos como sabemos. Ya sabes. Tú y yo. No me estoy refiriendo a nada sexual. Es que hablamos de un "tu y yo". Nos pasa con todas las personas que conocemos. Porque cada una, es única. No existe otro como ella o él. Esa es la esencia. 
Lo que sí existe es alguien llamado así. Eso. Un nombre. Nada más. Esto que he escrito no va directamente al 100% dirigido al lector de esta entrada. Va para nosotros que, tanto si lo apreciamos como si no, siempre hay cariño e interés. Por lo menos en el momento en que las palabras están fluyendo. 

No podemos olvidarlo, porque es la base de la amistad.

PD: Y todo esto ha salido porque se ha roto una cazuela de cachimba y me han dado otra distinta. Ya ves tú el problema.


Con Cariño Un Simple Mortal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?