La indecisión de los más grandes

Siempre tiendo a pensar más allá del presente.Es algo que me sucede desde los...digamos 16 años en donde poco a poco fui perdiendo confianza con las chicas con las que estaba porque me engañaban o porque actuaban de una forma cruel. Por eso,tiendo a pensar en el futuro por miedo a perderlo.

Estaba leyendo un libro de Sociología que es bastante interesante, pero es un tostón, y no podía concentrarme para leerlo; he estado todo el rato pensando en los "y si" que me decía mi padre y que con 20 años me sigue diciendo. La verdad es que si te organizas tu futuro antes que tu presente, no te salen las cuentas.He intentado quitarme esa manía de estar todo el rato pensando en el futuro y organizandolo con los "y si", pero por más que me concentro, no consigo que salga de mi cabeza. Es por ello por lo que o una de dos, o me miento a mí mismo y así me quedo más tranquilo, o actuo de forma instintiva y me dejo llevar por los impulsos que pueda llegar a tener sin pensar en las consecuencias. Una de las cosas que hago mal, es abrirme sentimentalmente a la gente que no se lo merece o que no comparte ni siquiera un mínimo de confianza como puede ser llorar o mantener una conversación íntima.

La verdad, quisiera que mi futuro fuese como lo pinto, que sé que no es imposible, pero lleva el nombre de los dos guerreros más grandes de la historia: Tiempo y Paciencia. Por lo pronto, si quiero seguir con el ritmo este que llevo de estar en Salamanca  no volver a Las Palmas tengo que sacar lo máximo de mí. Pero, ¿y el año que viene?¿Cómo hago yo el año que viene?¿Piso o Resi? Ambas cosas están lejos unas de otras pero a la vez cerca...Y después está el tema paternal de querer que vuelva a las Palmas, cosa que no va a ocurrir porque, si yo vuelvo a Las Palmas y me quedo allí sin ir al curso siguiente en Salamanca, podría no existir...

Todo ha de ser complicado: desde lo laboral hasta lo personal...desde la carrera hasta la 221 pasando por la 338 y la 432...la verdad es que me llego a cansar...no en plan enfado, sino en plan desganado, sin ganas de más. El otro día me fueron a hace una broma telefónica; si, gente de 20 años intentando gastar bromas por teléfono...bueno, nos estuvimos riendo de ellos un gran cacho hasta que le dijeron a un compañero que no querían que fuera un fracasado como mis amigos. Ya fue en ese momento donde no saben diferenciar lo que es una broma de una ofensa. Pienso que la falta de madurez de esos niños es muy grande como para que sea a nosotros a quienes llamen fracasados, pero bueno, son cosas que pasan y son poco agraciados que no podrán llegar a más.

Por todo lo demás, espero poder alcanzar todos los proyectos pendientes, desde la carrera, pasando por el amor y la amistad, hasta el factor más importante de todos: mi Ser.

Con Cariño...Un Simple Mortal

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?