Mátame ya...soy todo tuyo...

Estas tardando mucho ya Lucifer....

He hecho todo lo posible por ser algo que sé que nunca llegaré a ser. Me destruyes siempre de la misma forma....doy todo por aquellos a los que no conozco y me la devuelves con una punzada más...Haces tratos con tus sicarios diciendoles que les vas a dar todo aunque después no les das nada...me apuñalas por la espalda directo en donde sabes que duele.

Te cargas mis espectativas con tópicos y con crueldades que me haces pasar sólo para tu divertimento; te mofas de tu superioridad y prepotencia ante los demás para llegar a donde quieres que es a mi alma, frágil y de cristal. Cortas todo los lazos positivos que comienzo a tener usando la única arma efectiva de la que posees para atacarme: el odio. Desde que era muy pequeño me encontraste y no se te ocurrió otra cosa que pensar: "Vaya, he aqui una persona peculiar; una persona que ayuda, que hace sentir la comodidad y la seguridad en los demás, una persona capaz de amar sin incluso llegar a ser amado, pero que sacrificandose, consigue al menos una mínima oportunidad esperanzadora, una persona que escucha a los demás...esto no puede ser...es distinto pero voy a sentenciarlo de por vida. No consentiré que este chico llegue a encontrar la felicidad."

Quiero que sepas que poco a poco lo estás consiguiendo, por eso mismo te invito a que ceses esta lucha interminable que sé que no parará hasta que ganes; Ya intentaste acabar conmigo 3 veces...de pequeño....el año pasado y hace muy pocos días, pero supe salir de tu juego encadenado con las dos únicas armas que no puedes controlar: la esperanza y el amor. Con estas dos aliadas he podido sobevivir a todos los golpes que me has dado. Hoy es uno de esos días que te oferto terminar con lo que un día te propusiste empezar. Llama a algún infeliz de esos que controlas y que hacen daño; usa uno de tus innumerables nombres que tienes y diles que no pondré resistencia alguna. Haz el trato que haces siempre con ellos y ofertales un pacto contigo para que puedan poseer una vida eterna llena de maldades.

No te pondré resistencia alguna ni usaré ninguno de mis trucos contra ti. Te abro mi corazón para que puedas entrar en él y absorber mi alma que en estos momentos se encuentra sucia y apagada porque no-tengo-ganas-de-mas...solo te pido una cosa...hazlo de una forma que no duela, es lo único que te pido
.
Se acabó...soy todo tuyo...

Con cariño...lo que soy, un simple mortal...

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?