Existen personas que dejan una huella...*

La verdad, ahora que me doy cuenta, es que soy experto en meter la pata y en romper una amistad de la forma más cruel conocida y habida por conocer. No es porque me guste ni nada por el estilo, es porque estoy tan acostumbrado a que me hablen solamente por beneficio propio…me canso tanto que, por culpa de esa gracia, la pago con los demás. Me entra el pensamiento de que ya todo el mundo que me habla después de meses o incluso años, simplemente lo hace porque necesitan algo de mí de lo que me rodea. No pretendo echarle la culpa a nadie ni parecer un mártir ni una víctima de nada ni de nadie, simplemente necesito a mi alrededor gente en la que pueda confiar.
Fijaos en lo que os digo, que una noche, una chica de la que estoy prácticamente enamorado desde hace mucho y que considero una de las mejores personas que conozco, ya que se interesa y se preocupa por mí, me tiene mucho cariño y lo más importante, no me falla nunca, me mandó un mensaje después de mucho tiempo sin hablar preguntándome dónde me encontraba si en Las Palmas o en Salamanca. Me dio la opción de quedar para vernos. En este momento actué de la forma más cruel que conozco: me puse de lo más impertinente y seco que he estado. La verdad, no me fue muy difícil ponerme en este estado, ya que estoy acostumbrado a mensajes beneficiosos como el que pensaba que iba a ser este. La rabia que tenía por dentro la transformé en contestaciones secas y sin amor; los sentimientos que sentía por ella los guardaba bajo llave en el sótano de mi corazón; el sudor que caía de mis ojos en forma de lágrima que iba en dirección mis labios, me lo sequé tan rápido como me era posible.
Ella, como era de esperar, notaba mi asqueroso comportamiento y actuó de forma madura. Me descolocó. Me dijo cosas que no pensaba que me fuese a decir. Yo no sabía que contestar, simplemente me volvía a sentir sucio por seguir con esa forma de comportarme hasta llegar a ese punto en el que ella pasa de mí y yo, de imbécil, igual.
Hoy, después de haberle mandado una parrafada de mensaje, del cuál no estoy para nada orgulloso, y de haber recibido su contestación, me he dado cuenta de que no quiero perderla. A estas alturas de la noche me doy cuenta de que sin ella no puedo vivir; no sería lo mismo pisar la misma tierra, mirar la misma luna a pesar de la distancia y respirar el mismo aire que ella.
A pesar de haberte llamado y a pesar de haberme disculpado por mi comportamiento, por aquel mensaje y por aquellas contestaciones, sigo sintiéndome sucio por dentro y tengo la sensación de que ahora, la confianza que teníamos tu y yo no va a ser la misma. Quiero pensar que no es así. Quiero seguir diciéndote lo mucho que te quiero y lo mucho que quiero que seas la madre de mis hijos =)
Por esto mismo, te vuelvo a pedir las más sinceras disculpas que le he pedido a nadie nunca. Te considero un ángel…mi ángel…no quiero verte caer y menos por culpa mia. Quiero verte y abrazarte. Quiero que se pare el tiempo en ese abrazo aunque la lluvia gobierne el espacio y el frío intente romper esa conexión de amor.No es una obsesión, simplemente son sentimientos. Perdonalos si te incomodan, pero por mas que los guardo salen por donde menos me lo espero.

Acepta mis disculpas una vez más, aunque nunca me cansaré de repetírlo.

Con cariño…un simple mortal

PD:*... y otras que nos marcan para toda la vida....

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?