Una tarde de miécoles cualquiera

                No es malo tener discusiones con la gente cuando te sientes que no puedes seguir aguantando un dolor casi inexplicable, un dolor que nadie puede llegar a entender o que solo unos pocos pueden llegar a descifrar. Dicho dolor se puede sobrellevar de la manera mas cruel o perversa sin que nadie se dé cuenta y solo tú eres manipulador de dicha conversación. No obstante, no siempre hay que aferrarse a ideas propias, pensamientos erroneos o equivocaciones imposibles. Sabes que no estas sol@ y que mas de uno puede tener el mismo problema que tú. según las encuestas inventadas por mi mente en estos momentos, 7 de cada 10 personas son capaces de escuchar problemas de principio a fin, pero sólo 1 o 2 de ellas son capaces de comprenderlos y de dar una opinión a cambio.
                No siempre hay que darlo todo por perdido y derramar las últimas gotas de sudor de tus ojos, siempre existe una salida, y soy yo quién la tiene y quién la tendrá hasta el día en que mis cables cambien sus tornas. No actuo por obligación, sino por amor..instinto...sé lo que necesitas en cualquier momento...

               Un abrazo que puede expresar algo inservible o puede decirte lo que durante milenios llevas esperando, un segundo insignificante para el resto de la humanidad,que para ti puede parecer un milenio, lleno de besos, abrazos, caricias, momentos que te llenan de pasión, que nadie más puede llegar a enteder. Todos debemos buscar en el fondo de nuestro ser, lo que cada uno debe buscar en los giros del viento de la vida. ¿Qué es el amor? Sólo vivir por algo que escapa a mi conocimiento, algo que se pierde en las nieblas de mi ser, todo aquello que escapa a mi control. Eso es el amor, la única libertad que nos deja la vida, la única tiniebla que somos capaces de descifrar.

               Un beso que nos llena de satisfacción si es dado de la manera correcta y no de una manera seca y sin motivo, un beso con el que puedas llegar a cerrar los ojos y digas...este es el beso que me tranquiliza y me llena de seguridad, un beso que no quiero que cese por miedo a no volverlo a encontrar porque nunca me han dado uno así de verdadero. No existe ningún truco de PlayStation ni ninguna estrategia del Age of Empires para dar esos besos; salen de tu corazón como un pequeño pollito cuando quiere intentar volar. No es un beso que tenga ciencia y tampoco es un simple beso, es un beso que viene cargado de todo lo que sientes.

                Un cariño que todos buscamos desesperadamente pero que no sabemos dónde encontrar. Hay veces que nos rendimos ante semejante búsqueda porque parece que es imposible encontrarlo...es como encontrar un trebol de cuatro hojas( que no sé por qué se empeñan en encontrarlos porque se llama trébol porque tiene tres hojas...sino se llamaría tetrábol pero bueno...la esperanza es lo último que se pierde). La ventaja que tiene el cariño es que viene cuando menos te lo esperabas, y digo cuando menos te lo esperas poque a lo mejor ni siquiera tú te das cuenta. Buscas un cariño permanente, un cariño que sea fuerte pero que no agobie..simplemente buscas "ese" cariño...sisi, ese que tú estas pensando.
¿Quieres que te cuente un secreto y no se lo dices a nadie? Ese cariño existe, no son los padres,es real...es único y  fácil de encontrar siempre y cuando quieras que sea encontrado...solo cierra los ojos,olvida el miedo y la timidez, abre tu corazón y piensa en todos los momentos que has pasado junto a cualquier persona que tú consideres que puede abarcar esos pensamientos, y si sonries sabrás que, ese cariño, existe de verdad.


               Recuerda, tú, lector o lectora que ha tenido la mayor de las paciencias para leer esta parrafada de melancolía, que nunca estarás sol@ porque siempre habrá  un simple mortal que te dé lo que anhelas...



















CUSM

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?