Lo cierto es que siempre he sido un iluso

Cierto es que las cosas nunca son como parecen ser...la mitad de ellas son siempre falsas o son siempre verdaderas pero nunca nos las dan por válidas, es lo que se le llama "creer" en alguien y os lo explico sencillamente: Imaginaos en un mundo completamente imaginario que provenga de vuestras mentes; ahora, imaginaos a una persona a la que le esteis contando algo que os haya pasado. En este momento, aparte de contarselo, estais confiando en él ya que se trata de una cosa muy intima y de pronto que cuando terminais de contarlo todo, os mira y os dice..."No me cuentes mas mentiras anda"...y se va sin decir nada. Obviamente os sentireis, aparte de dolido, humillado por haber encontraod a una persona capaz de escucharte pero no capaz de creerte.
Mas cierto es, que una persona, al querer buscar a alguien para contarle sus penas o sus problemas, tiene que ser muy cauto y atento para no fallar con la persona...claro está, que 3 de 5 personas no encuentran a alguien de fiar...pero ahora no estamos con este tema.

Deciamos que las cosas no son como parecen ser...y ejemplo...cuando tu le demuestras a una persona algo tan serio como que la quieres, te arriesgas a que te ella o el te crea, o te tome por mentiroso...
La cierto es que si estas segur@ de ti mism@ y sabes que el o ella también lo está, adelante...no existe nada que te pueda parar...pero si el caso es contrario y tu estas seguro de que la persona a la que miras todos los dias, y sabes, ya por otras veces que te ha pasado con ella, que se para el tiempo cada vez que la observas y que das por sentado que es con ella con quien quieres pasar todo lo que puedas de tu vida, pero no sabes si ella posee los mismos sentimientos, lo mas lógico será ir poco a poco y ver como se desempeña "el asunto".
Desgraciadamente este último caso no siempre sale como os estoy diciendo, ya que puede existir algun otro detalle con el que no contabas por el simple hecho de haberte confiado o  con  que ella te haya podido haber dicho...su opinion en estos casos es mas valiosa que la de cualquier otro comentario ajeno a vuestra conexión; eso es sagrado.
Lo cierto es que, como dijo una gran persona una vez, nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, y yo no he llegado a tenerlo y ya sé que la perdido. No obstante, hay que seguir manteniendo la esperanza de que algún día todo vuelva a ser como antes y puedas entegar aquello con lo que sellabas todo lo que ibas a prometerle, porque aunque Amos Calloway le dijese a Edward que "podria conseguir a cualquier chica", Edward se mantuvo firme, le miró a los ojos y le dijo:" solo hay una a la que quiero...es la mujer con la que me voy a casar...y la he perdido". ¿Creeis que Edward se dió por vencido? Preguntadle a Sandra por los narcisos o por todos los mensajes que fue dejando Edward por donde ella pasaba; preguntadle a Edward por el auténtico sacrificio que tuvo que hacer durante años para conseguir una simple información de la mujer con la que sabía que se iba a casar...No amigos no... Edward no cayó, y si os digo la verdad,

no tengo entre mis planes caer sin haber entregado un par de narcisos antes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No quiero ser toda tu vida, solo tu parte favorita...

Cuida mucho de tu abuela...te quiero mucho

Los Cuatro Pilares Fundamentales de una Relación [1/3]

Los románticos, ¿siempre perdemos?