Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Manhattan: Mi reacción (Ep.7)

Mi corazón permaneció atónito y quieto, tal y como estaba yo. Algo se me revolvía el estómago. No se sí era de la adrenalina, los nervios, la presión o el simple bienestar que me ofrecía aquella situación. Por supuesto que cerré los ojos. No soy tan inútil; soy de los que prefieren sentir un abrazo como esos de la mejor forma posible. Me sentía bien. Solo tenía mente para ella. Solo escuchaba la mezcla entre el latido de su corazón y los sollozos que emitía.  Suena un móvil. De pronto siento una desconexión. Charlie y yo nos habíamos separado. Me mira callada con los ojos aun llorosos y me hace un gesto con la cabeza hacia un punto determinado de mi pierna. De pronto noto como algo me vibra en el bolsillo del pantalón. El móvil. Dios mío el móvil. Me había olvidado de todo. De mi jefe, de la cámara, del pobre niño ametrallado a puñetazos, del jefe de policía, de todo. Cogí el móvil, miré quien era, lo cogí, miré al jefe policía, miré el bus repleto de médicos atendiendo a los pobres …

Ultimátum a la sociedad: Redes Sociales

Para este ensayo he querido reflejar cómo las redes sociales y la tecnología en sí están cambiando poco a poco la forma de ser de la sociedad y la forma de actuar social y emocionalmente. Este cambio se realiza indirectamente, ya que la gente no tiene la necesidad de darse cuenta; están bastante ocupados intentando ser ellos mismos al cien por cien, aunque no siempre con acierto..

Desde que la tecnología llegó a nuestro poder, la sociedad se ha adaptado a la forma de vida con aparatos tales como Smartphones más grandes que la palma de una mano, tablets de todo tipo, mientras más grandes mejor, y dispositivos inalámbricos que benefician las tareas a desempeñar. Este tipo de avance ha ocasionado que hoy en día y en todo el mundo, las personas deban estar pendiente sin quererlo y en todo momento de si tienen el móvil en el bolsillo o en la mano. Da igual la edad que se tenga; cada persona de este mundo en el que vivimos tiene en su poder un Smartphone. Incluso los niños de 8 y 9 años tien…

Yo no puedo ser Excalibur

Preocuparse a través de Internet sobre lo que sucede en tu país no significa actuar en su beneficio. Preocuparse por compartir o darle a me gusta a la portada del semanario de Charlie Hebdo no significa una motivación real para que esto no vuelva a pasar; para que la libertad de expresión, que es lo mas preciado que tenemos en esta vida real para principalmente ser libres, no sea derrotada. Si perdemos esto, retrocedemos. Si no actuamos contra lo que no entendemos como progreso, retrocedemos. Si estoy en el sofá viendo como sufre mi país y no actuo, retrocedemos. Si me estoy creyendo que el resto se preocupa y yo mientras vivo como quiero, retrocedemos. Esta vida a la que llamamos suerte, hay que cuidarla. Y si no hay movimiento emocional, estamos perdidos. Falta amor. Falta conexión real. Huele a comodidad creada por momentos de miedo, por momentos del "Y si".."Y si de repente el que tengo al lado tiene el Ébola..y si yo lo tengo por lo malito que estoy..Y si vuelven …

Yo seguiré ahí

Es bonito. La verdad que este día ha estado "yayi". No me esperaba muchas de las cosas que me han ido pasando conforme pasaban las horas, asi como me esperaba aquellos que no he recibido por simple cortesía.

Muy significativo ha sido este día; desde el minuto uno hasta el último de hace nueve: tres tartas en un día, gente a mi alrededor arropándome, felicitaciones de aquellos que me recuerdan que se acuerdan de mi (no todos gracias a Facebook por supuesto), regalos en forma de amor y felicidad, risas, juegos... No me puedo quejar =)

Me falta gente claro está. Me apena un poco que así sea, pero contra las maravillosas decisiones del destino personal de cada uno, no se puede hacer nada mas que observar, comprender y aceptar. Me apena por la parte que me toca por aquello de querer siempre transmitir felicidad para aquellos que ofrecen una mala carita y sacarles de la perdición de la negatividad. También es cierto que hay veces que mi cara no es la más adecuada como para estar r…